+34 600 075 507

info@yourhomes24.es

¿Cómo podemos decorar nuestra terraza en casa?

Cuando optamos por la compra o alquiler de una casa, tendemos a imaginar espacios abiertos y la posibilidad de disfrutar de una zona exterior en la que poder disfrutar del aire libre, de la tranquilidad que por ejemplo una vivienda en una pequeña localidad o un pueblo nos ofrece. Hoy os contamos cómo decorar nuestra terraza en casa.

Son muchas las cosas a tener en cuenta antes de optar por una u otra vivienda; el espacio, el precio, las opciones que nos ofrece como su ubicación, el vecindario y un vistazo hacia el futuro para poder vernos o no en una vivienda u otra.

 

Una de las opciones en mayor tendencia es optar por una casa en un pueblo, con la tranquilidad, paz y libertad que este tipo de viviendas ofrece. Debemos tener en cuenta de cómo el último año ha cambiado de forma radical nuestra forma tanto de entender la vida como de priorizar nuestras acciones en el día a día.

Cuando imaginamos una casa, como decíamos, imaginamos poder salir a la puerta de nuestra vivienda, respirar y oir el silencio que tanto llegamos a echar de menos.

Unas sillas, una mesa, una sombrilla junto a nuestra ventana, en nuestro patio, puede cambiar de forma radical la manera de ver un nuevo día, de entender una nueva filosofía de vida. Poder alzar la vista y disfrutar de un paisaje hogareño, natural y amplio nos hace meditar y valorar el tiempo que muchas veces entre semáforos, autobuses y peatones no logramos obtener.

Pero, ¿Cómo podemos decorar nuestra terraza en casa?

En primer lugar, debemos asegurar el plano en el que colocaremos nuestro propio paraiso. Lo más habitual es tener una zona que amueblar y en la que descansar junto a un espacio con césped que nos evoque o acerque más a la naturaleza buscada y que tanto bien nos puede hacer.

Obviamente lo primero que debemos hacer es medir el terreno con el que podemos jugar para así ordenar nuestras ideas y crear espacios únicos. Habilitaremos un espacio plano y seguro, a ser posible bajo un techado o protección que nos permita disfrutar del aire libre independientemente de las condiciones climáticas que nos acompañen. Podemos optar desde la instalación de un toldo en la pared a una pérgola  independiente que nos permita incluso instalar zonas acotadas con "paredes" o cortinas.

En este apartado podemos, ahora si, elegir nuestro mobiliario exterior:

  • Salón: bastará con dos sillas o un sofá y una mesa de centro que no sea demasiado voluminosa. Rodeados de aire puro, ambiente natural junto con unas plantas, harán de nuestra hora del café de tarde, nuestro momento preferido.
  • Tumbonas, ya sea en pareja o individual. Una de las tendencias más extendidas que nos permite tanto pasar tiempo de ocio, de lectura e incluso de bronceado en los días más calurosos de nuestro verano, junto con un revistero de mimbre, puede ser un paraíso perfecto.
  • Cenadores. Una gran mesa de resina o madera, incluso con un cristal que lo proteja y además vista nuestro rincón. Junto con un juego de sillas a la altura o incluso un sofá, podemos disfrutar de estupendas comidas y cenas con familia y amigos.
  • Chill out, más cerca del suelo anteponiendo la comodidad a la estética. Con una gran alfombra como base de nuestro rinconcito, acompañaremos nuestro set con un conjunto de pufs y almohadas, colchonetas y cojines. Colocaremos una mesa de baja altura para que podamos disfrutar de unas cervezas o té con una música ambiental que nos embriague una tarde cualquiera.
  • Un espacio individual, protagonizado por un sillón colgante o balancín con almohadas o cojines que hagan nuestras horas de relax, eternas, con un buen libro. Junto a él se verán perfectos unos pufs y una o dos mesas pequeñas sobre una alfombra sencilla que nos invite a caminar descalzos por nuestro espacio natural.

Más allá de un espacio de ocio, debemos pensar en el ambiente exterior. Una de las opciones es la instalación de césped en mayor o menor superficie para dar un aire más natural, junto a unas macetas y espacios verdes que hagan de nuestro jardín un auténtico paraíso. 

Siempre asesorándonos previamente de las plantas que mejor se adaptan al clima de nuestra ubicación y "finalidad". Podemos elegir plantas, incluso pequeños árboles aromáticos que en fechas de verano y primavera nos embriaguen símplemente con abrir las ventanas de nuestra habitación, el salón y la cocina.