+34 600 075 507

info@yourhomes24.es

Alquiler: cuestión de generaciones

¿Compra, alquiler o piso compartido?

Si estás leyendo este artículo, probablemente has pasado por al menos dos de estas fases. Y es que hay un tiempo para cada cosa, y en este caso la independencia no iba a ser menos.

Dependiendo de nuestra edad, estabilidad emocional, económica y laboral, tenderemos un tipo de vida u otro, lo que nos permite hablar de viviendas generacionales.

A nadie se le escapa que el panorama laboral es uno de los factores que más ensanchan la brecha de acceso a la vivienda, ya que sin recursos las opciones de independizarnos de la casa familiar se vuelve realmente complicada.

Sin un trabajo óptimo, nos resultará casi imposible rechazar a una independencia total, viéndonos “obligados” a compartir piso o casa. La estabilidad, no es menos importante, al igual que el tipo de trabajo que tengamos cada uno/a de nosotros/as.

Mientras que hace 20 años, un trabajo podría ser de por vida, lo que nos facilitaba la decisión de comprar o construir o comprar una vivienda con lo que ello supone (hipoteca, conexiones, estilo de vida, etc.).

Hoy por hoy, los tipos de trabajo no sólo han cambiado, sino que continúan haciéndolo. Algo que puede representar un “problema” a la hora de decidir entre un alquiler a largo plazo o la compra de una vivienda.

Viviendo en un mundo hiperconectado personal y laboralmente, cada vez somos más conscientes de que hoy estamos viviendo por ejemplo en Ourense pero que dentro de 6 meses pueden o podemos desplazarnos a Madrid, Zamora o Alicante, en función de las exigencias de nuestro empleo.

Esta falta de estabilidad geográfica, nos hace en muchas ocasiones dar un paso atrás a la hora de volcarse en una vivienda propia con que ello supone.

 

Al otro lado del espejo, sin embargo, es una de las opciones más demandadas y que cuenta cada día con más regularidad. Es el planteamiento de la compra frente a alquileres en pleno auge y que llegan a ahogar a los inquilinos.

Por esto, muchos de nuestros clientes optan por invertir el dinero de un alquiler en una casa o piso propio. Algo que vemos de forma recurrente en ciudades como Madrid y Barcelona.

Pero, ¿Qué ocurre con los mayores de 50 años?

 

En este caso hablamos de una generación muy diferente, en la que en la mayoría de los casos, los/as mayores de 50 años ya cuentan con una estabilidad laboral con la jubilación a las puertas.

Pero no sólo eso, si no que más del 60% de esta generación no paga en la actualidad por su vivienda, ya sea porque terminaron de pagar su hipoteca, por herencia o cesión.

No hay grandes secretos en cuanto a la diferencia entre generaciones.

Si bien es cierto que ya hemos nombrado la estabilidad geográfica, no puede pasar desapercibida la inestabilidad laboral que impide tanto la independencia de los/as más jóvenes y a su vez afecta de forma casi directa a la natalidad.

 

Sin trabajo, no podemos independizarnos, sin independizarnos es más complicado plantearse la formación de una familia (independientemente de las preferencias de cada persona).

 

Sin embargo, el 90% de los/as jóvenes ya emancipados, sí desean acceder a la compra de una vivienda, algo que no se lleva a cabo por la dificultad de tener un ahorro o la capacidad de asumir el gasto de una entrada.

Sin una estabilidad laboral, el panorama del alquiler y de la compra sufre modificaciones muy difíciles de cambiar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.